Los televisiores compatibles podrán aprovechar las ventajas de la frecuencia de actualización variable (VRR) en el PlayStation 5, una de las funciones más demandadas por parte de los jugadores.

Así lo ha anunciado Sony en una nueva entrada del blog oficial de PlayStation, donde ha confirmado que esta característica se implementará “en los próximos meses”, sin dar una fecha concreta.

Solo las TV y monitores de PC compatibles con HDMI 2.1 podrán beneficiarse de dicha funcionalidad, pero ¿qué es exactamente? Tal y como indica la propia PlayStation, “VRR sincroniza de forma dinámica la frecuencia de actualización de la pantalla con la salida gráfica de la consola PS5”.

De este modo el rendimiento visual de los juegos se optimiza “al minimizar o eliminar los artefactos visuales como los saltos de fotogramas y el efecto tearing”.

Tras aplicar VRR, la experiencia con los juegos será más fluida, ya que los escenarios “se renderizan al instante, los gráficos son más nítidos y el retardo de entrada se reduce”.

Asimismo, la compañía nipona añadió que los productos comercializados con anterioridad podrán hacer uso del VRR si los desarrolladores lanzan un parche para optimizarlos.

De todos modos, existirá la opción de activar VRR en juegos de PS5 no compatibles, que tal vez mejoren la calidad, aunque es posible que se produzcan “efectos visuales inesperados”. Siempre se podrá desactivar.

PlayStation 5 salió al mercado el 19 de noviembre de 2020. Más de un año después de su lanzamiento, tanto Sony como Microsoft siguen teniendo problemas de suministro. La causa principal radica en la crisis de los semiconductores, una pieza esencial para la fabricación de estas máquinas. No parece que la solución esté próxima, pues algunas voces hablan de que no se normalizará hasta 2023. Esto afecta tanto a la versión con disco óptico como a la edición totalmente digital.