Según las últimas filtraciones de insiders y leakers, además de PlayStation VR 2 (ya con precio y fecha de salida definitivas), en 2023 también se lanzará una PS5 Slim. Según varias fuentes recogidas por Forbes, Sony lleva tiempo buscando reducir el tamaño y peso de la consola, motivo por el que ya rediseñó por completo el interior de las actuales hace unos meses.

El nuevo modelo, conocido por ahora como «D chassis«, no saldría a la venta con ningún nombre especial. Nada de Slim o Pro. Se lanzaría directamente como una PlayStation 5 estándar y sustituiría a todas las actuales. La documentación manejada por las fuentes de Forbes apunta a que empezará a producirse en abril de 2023 y llegará a tiendas en torno a septiembre. A su vez, las versiones existentes hoy día en tiendas cesarían su producción en octubre y desaparecerían en noviembre.

Los cambios de las nuevas PS5

Entre las novedades que incoporarán estas nuevas PS5 se habla de que necesitarán menos voltaje, se calentarán menos y contarán con una unidad de disco duro desmontable (y por tanto, fácilmente intercambiable). A nivel de diseño también destaca la intención de librar a los usuarios del engorroso soporte con el que vienen actualmente. Esta versión no costará más, pero tampoco hay que olvidar que Sony subió 50 dólares el precio de PlayStation 5 hace un par de meses. Decisión esta última que parece entenderse mejor con semejante cambio de chasis en el horizonte.

Por ofrecer algo más de contexto, PlayStation 4 salió a la venta un 29 de noviembre de 2013, recibiendo una versión Slim el 15 de septiembre de 2016 (casi tres años después). De confirmarse las nuevas PS5, Sony habría seguido los mismos plazos (2020-2023), aunque en este caso la compañía no parece tener intención alguna de incrementar la potencia gráfica de la máquina. Por ahora, PS5 Pro tendrá que esperar.

Fuente: MeriStation