La industria de banda ancha de Estados Unidos finalizó el miércoles por la noche su desafío legal a la histórica ley de neutralidad de la red de California, que busca proteger el Internet abierto.

Un grupo de asociaciones de la industria que representa a los principales proveedores de Internet, como AT&T Inc, Verizon Communications, Comcast Corp y otros, desestimó su desafío legal de 2018.

La Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de EE.UU. se negó el mes pasado a reconsiderar un fallo que confirma la ley estatal de 2018, que prohíbe a los proveedores de servicios de Internet bloquear o limitar el tráfico u ofrecer vías rápidas pagas.

«Tras múltiples derrotas en los tribunales, los proveedores de servicios de Internet han abandonado este esfuerzo para bloquear la aplicación de la ley de neutralidad de la red de California», indicó el miércoles el fiscal general de California, Rob Bonta.

Las asociaciones de la industria que impugnaron la ley dijeron en un comunicado conjunto que «los proveedores de banda ancha están unidos en apoyo de una internet abierta». Se comprometieron a trabajar con el Congreso y la Comisión Federal de Comunicaciones para desarrollar un enfoque federal para resolver los problemas.

En enero, el tribunal de apelaciones dictaminó 3-0 que una decisión de 2017 de la FCC de revertir las protecciones federales de Internet no podía impedir la acción estatal, rechazando el desafío de la industria.

Andrew Jay Schwartzman, consejero sénior del Instituto Benton para la Banda Ancha y la Sociedad, dijo que «el fin de este litigio es una bendición para la libertad de expresión, la competencia y la innovación en Internet».

El tribunal de apelaciones dijo que, dado que la FCC había reclasificado los servicios de Internet en 2017 como servicios de información regulados de manera más ligera, la comisión «ya no tiene la autoridad para regular de la misma manera que tenía cuando estos servicios se clasificaron como servicios de telecomunicaciones».

Un juez de un tribunal inferior se negó a bloquear la entrada en vigor de la ley de neutralidad de la red de California después de que el Departamento de Justicia retirara su desafío legal por separado a la ley estatal de California en febrero de 2021, solo unos días después de que Joe Biden asumiera el cargo.

La FCC bajo el expresidente Barack Obama adoptó reglas de neutralidad de la red en 2015. Fueron anuladas en 2017 por la FCC bajo el entonces presidente Donald Trump. La legislatura de California respondió adoptando una ley estatal que exige la neutralidad de la red en agosto de 2018.

La FCC sigue dividida 2-2, porque la nominada de Joe Biden para el puesto final de la comisión, Gigi Sohn, no ha sido aprobada.

Los partidarios de las reglas de neutralidad de la red argumentan que las protecciones garantizan una Internet libre y abierta. Los grupos de banda ancha sostienen que la base legal de las reglas de la era anterior a Internet está desactualizada y desalienta la inversión.

Fuente: Reuters