Cada vez es más frecuente el uso del internet por los más pequeños y jovenes, bien para jugar o estudiar, y lo vulnerable que se encuentran ante cualquier situación de acoso en las redes, por eso es importante saber como evitar que nuestros hijos sean victimas del llamado ciberbulling o ciberacoso.

Cultivar una relación de confianza

De acuerdo con digipadres de la compañía de ciberseguridad ESET, es importante que los padres o tutores establezcan vínculos robustos de confianza. Cuando los jóvenes sienten que pueden contarles a sus padres lo que tienen en mente, se les proporciona una perspectiva saludable y un terreno seguro en el que siempre pueden confiar.

Cuando no es el caso, los menores se vuelven más susceptibles a ser víctimas. Además, señalan los especialistas que una relación cálida y abierta permite conversaciones más honestas y se deben de proporcionar los instrumentos para navegar de forma segura en Internet.

Buscar señales de que algo anda mal

Se trata de prestar atención a cualquier señal que indique que los menores podrían ser víctimas de acoso cibernético o estar en contacto con alguien que pueda causarles daño. Algunas de las preguntas que se deben hacer los padres para saber si hay algo que ande mal son: ¿Está teniendo problemas emocionales con frecuencia o cambios de humor repentinos? ¿Ha eliminado repentinamente su perfil de redes sociales? ¿Está fingiendo estar enfermo para evitar ir a la escuela?

Con esas preguntas u otras similares se puede saber cuál es el estado de ánimo del menor. También se debe poner atención en su comportamiento, como la falta de interés con amigos o familia y tratar se acercarse de la mejor manera posible para ayudarle.

Mantenerse al tanto de las actividades online

No es necesario ser intrusivo, solo asegurarse de tener una idea de cómo pasan el tiempo en los dispositivos con conexión a Internet. Lo mejor es informarse sobre las últimas tendencias que dan forma a la vida de los menores dentro del mundo digital.

Se puede seguir a los mismos influencers que ellos, o pedirles que expliquen de qué se trata el juego que están jugando. Esto da la oportunidad de reaccionar a los temas de actualidad y hasta entablar con ellos una conversación en la que se compartan puntos de vista y construir un puente entre la brecha generacional. Para que eso sea posible hay que escuchar con un genuino interés.

Quiénes son los trolls

Cabe apuntar que causan interrupciones en la red, crean conflictos y, en general, provocan a otros. Sienten satisfacción por las fuertes reacciones a sus publicaciones ofensivas, irritantes o falsas. Hacen que sea imposible llevar adelante discusiones constructivas y positivas, a propósito.

Qué hay detrás del cyberbullying

El acoso cibernético se basa en escribir comentarios ofensivos, difundir rumores y hacer acusaciones falsas, amenazas y chantajear con sacar a la luz información privada o íntima de la víctima, humillar y ridiculizar, acosar, acechar o fingir ser alguien más con el objetivo de dañar a alguien. Estas acciones suelen estar dirigidas a una persona.

Con Infobae