El año pasado no fue una buena época para las compañías involucradas en escándalos de privacidad, como por ejemplo, Facebook. Cada día las plataformas actualizan sus mecanismos de seguridad para ser más confiables a los miles de usuarios que hacen vida en ellas.

Hoy, Microsoft plantea una iniciativa para que los usuarios sean dueños de sus datos y toda la información que depositan en Internet. Project Bali es un banco de datos personales que “pone a los usuarios bajo el control de todos los datos recopilados sobre ellos“, como reza su página oficial.

Además, este ‘banco virtual’ permitirá a las personas almacenar los datos generados por ellos mismos y decidir qué hacer con ellos, desde gestionarlos, compartirlos hasta monetizarlos.

‘Privacidad inversa’ al alcance de -casi- todos

La privacidad inversa es un término que significa que “un elemento de información personal es inversamente privado si alguien tiene acceso a él, pero su creador/usuario no lo tiene”.

El Project Bali le da fuerza a este concepto acuñado desde 2014 por desarrolladores de Microsoft Research.

Esta propuesta de hacer que la información privada sea realmente así en la web se mantiene por ahora en una “etapa inicial” y se desconoce de su funcionamiento o cuándo estará disponible al público.

Por lo pronto, sigamos los protocolos de seguridad que pueden hacer de nuestra estadía en las redes segura y sin fallos que hagan pública nuestra información personal.