La tuberculosis es totalmente curable, si se sigue el patrón de tratamiento.

 

La Organización Mundial de la Salud, OMS, y la Organización Panamericana de la Salud, han establecido las pautas que darán fin a la tuberculosis para el año 2035. “La finalidad de esta estrategia es reducir la mortalidad de estos casos en un 95%, y la incidencia en un 90%”, abre diálogo Eliana Cuares, médico neumonológo.

El 24 de marzo se celebra el día mundial de la lucha contra la tuberculosis, y es importante resaltar que Venezuela, debido a convenios suscritos desde hace décadas con la OMS, actualmente cumple a cabalidad con todas estas directrices. Cuares enfatiza, que hoy en el país se llevan a cabo, de manera satisfactoria, todas estas normas, gracias al esfuerzo incansable de un grupo de médicos neumonólogos, epidemiólogos, enfermeras y bionalistas especialistas en la materia, que hacen vida en el Programa Nacional de Tuberculosis, y que constantemente le exigen a los entes gubernamentales, la adquisición y/o reposición de los tratamientos anti-tuberculosis.

“Es por ello que los venezolanos y, específicamente, los pacientes portadores de tuberculosis deben saber que el tratamiento está garantizado y que ustedes tienen en nosotros a un grupo de profesionales multidisciplinario, que a pesar de la grave crisis humanitaria y de la escasez de medicamentos, a través de múltiples gestiones, les garantizaremos un completo tratamiento para la resolución del cuadro clínico”.

 

ATENTOS A LOS SÍNTOMAS

Esta enfermedad infecciosa y contagiosa, producida por una bacteria llamada mycobacterium tuberculosis, afecta preferiblemente los pulmones originando tuberculosis pulmonar; aunque de igual manera puede presentarse en otros órganos, originando la tuberculosis extra pulmonar, como ganglios, pleura, aparato genitourinario, meninges, entre otros.

“Antiguamente se decía que la aparición de esta enfermedad estaba relacionada con la pobreza extrema, sin embargo en la actualidad podemos decir que es un problema de salud, porque tanto en países pobres como ricos, uno de los factores de riesgo, es la desnutrición, así como las enfermedades inmunológicas, tabaquismo, alcoholismo, drogas los cuales han dificultado el control de dicha enfermedad”.

La tuberculosis se transmite de persona a persona, a través de las gotas de saliva expulsadas por individuos que la padezcan – que no estén en tratamiento -, lugares mal ventilados y con poca luz favorecen su trasmisión, apunta.

Cuares insiste en que es importante resaltar que una persona recién infectada puede desarrollar la enfermedad en el momento o puede pasar meses o años sin síntomas. Y de esos, que la poseen en estado latente, un 10% puede llegar a desarrollar la enfermedad.

Entre los síntomas más frecuentes, destaca la tos con o sin expectoración, fiebre, sudoraciones nocturnas, y la pérdida de peso. Asimismo, comenta que existen factores predisponentes para desarrollarla, como la desnutrición, VIH positivas, diabetes, cáncer, insuficiencia o trasplante renal, tratamientos anti-enfermedad inflamatoria intestinal, artritis reumatoidea, inmunosupresores, tabaquismo, drogas y alcoholismo.

“El tratamiento se establece como lo indica la norma nacional de tuberculosis, captando a todo paciente sintomático respiratorio – de 15 años o más -, que consulte de primera vez, con tos, y expectoración con sangre”.

El tratamiento es antibióticos dirigidos contra el mycobacterium tuberculosis, establecido por la norma nacional de control de tuberculosis, el cual tiene una duración de 6 meses, aclara.

TIPS PARA PREVENIR

  • Al toser o estornudar cubrirse la boca y nariz con un pañuelo, mascarilla o servilleta.
  • No expectorar en el piso.
  • Tener las casas bien ventiladas e iluminadas con luz solar.
  • Por su parte, tanto el médico general, como el especialista, deben cumplir las estrategias dirigidas a buscar sintomáticos respiratorios.
  • Promocionar y educar a los pacientes y familiares.
  • Vacunación BCG a todos los recién nacidos, antes de su egreso del establecimiento de salud.
  • Realizar la baciloscopia de esputo a todos los sintomáticos respiratorios consultados.

Es importante resaltar que en la actualidad existen grandes avances diagnósticos y terapéuticos que permiten que la tuberculosis sea una patología totalmente curable, concluye Cuares.