Rosabel Meleán

Este martes portales digitales informaron que Apple se ha visto obligada a reducir la producción de iPads para utilizar componentes, como los chips, en los iPhone 13, una medida que ha implementado la compañía tecnológica como consecuencia de la escasez de suministros y en particular de semiconductores a nivel global. 

Apple ha recortado la producción de estas tabletas, que comparten diferentes componentes con los iPhone 13, para destinar sus chips a estos teléfonos y dar prioridad a su venta ante la escasez mundial de suministros. 

Además de haber frenado la fabricación de estos dispositivos en un 50% en los últimos dos meses, teniendo en cuenta que el iPhone 13 comenzó a comercializarse a finales de septiembre, Apple ha optado por reducir también la producción de iPhones más antiguos.

Con Portaltic