Rosabel Meleán

Este lunes accionistas de la reconocida firma Toyota criticaron a su actual presidente, Akio Toyoda, por estar en desacuerdo con los planes de Japón de prohibir los autos convencionales como un aporte al medioambiente apuntando a la neutralidad de carbono para el 2050.

Toyoda cuestionó la decisión del país de prohibir la venta de vehículos con motor de combustión interna para el 2035 en su búsqueda de neutralidad del carbono y afirma que Japón debería ampliar sus opciones de tecnología, y que las regulaciones deberían seguir después.

Los inversionistas aseguran que Toyota podría quedarse atrás de sus competidores que ya están lanzando al mercado los autos eléctricos, con el mismo objetivo de preservar el ambiente en un momento de presión climática de alto nivel.