Un grupo de científicos españoles presentaron un prototipo de bioimpresora 3D capaz de producir piel humana “totalmente funcional”, ideal para ser utilizada en investigación, probar con productos cosméticos, fármacos y químicos y en un futuro ser trasplantada a pacientes, reseñó Infobae.

Desde las instalaciones de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), el equipo multidisciplinar encabezado por José Luis Jorcano y Juan Francisco Cañizo ha elaborado una bioimpresora “más robusta, más versátil, reproducible y precisa” que la anterior, con la que se podrá hacer piel “más compleja y progresivamente más parecida a la humana”.

Se ha dado un paso más y “en un plazo relativamente corto creemos que seremos capaces de producir piel con moléculas importantes, como el ácido hialurónico, con diferentes tipos de colágenos y elastina”, que le dará resistencia, explicó Jorcano.

A pesar de la complejidad de las estructuras de la piel, como los folículos pilosos o las glándulas sudoríparas, dicha máquina ya puede iniciar su desarrollo. Para poder hacer todo esto es necesario un “cóctel biológico” de células, proteínas y factores de crecimiento, que constituyen lo que se llaman biotintas, las cuales en este caso, en lugar de cartuchos de tinta como en las impresoras ordinarias, se colocan en jeringuillas.

Gracias a una piel artificial producida a mano, se han realizados pruebas en pacientes con heridas para que cicatricen, y con quemados. El próximo paso será perfeccionarla en esta nueva bioimpresora, que trae un conjunto de mejoras en beneficio de la ciencia y la tecnología.