Importantes tecnológicas de Portugal informaron que no incluirían la infraestructura 5G provista por Huawei dentro de su despliegue de redes de quinta generación.

Aunque el gobierno portugués declaró estar alineado con la Unión Europea e informó que no reposan prohibiciones federales sobre la tecnología 5G de Huawei dentro del país, empresas como Vodafone, Altice y NOS sostuvieron su posición de priorizar los servicios de otras compañías sobre los del proveedor chino.