La red social Facebook ha tenido un acercamiento con las principales entidades bancarias estadounidenses para solicitarles que compartan información financiera de sus clientes, con la finalidad de ofrecer nuevos servicios en Messenger, manifestó el lunes a la agencia AFP una fuente relacionada al tema.

El grupo propiedad de Mark Zuckerberger mantuvo conversaciones con Chase, el banco minorista de JPMorgan, Citi (Citigroup) y Wells Fargo, dijo la fuente anónima quien agregó que Chase puso fin a las negociaciones.

Según The Wall Street Journal, que también reveló la jugada de Facebook, también hubo conversaciones con el banco Bancorp.

El gigante estadounidense tenía como objetivo conseguir información sobre las transacciones con tarjeta de crédito y saldos de cuenta corriente de sus clientes, indicó la fuente.

La red social pidió información sobre las compañías con las que los bancos realizan negocios, con una oferta a cambio: la posibilidad de ofrecer el servicio de mensajería instantánea (Messenger), que cuenta con mil 300 millones de usuarios activos.

De acuerdo a la fuente, Facebook no especificó qué uso pretendía darle a los datos solicitados.

“Como varias empresas en Internet con actividades comerciales, nosotros nos asociamos a bancos y a misores de tarjetas bancarias para ofrecer servicios como el chat con los clientes y la gestión de cuentas”, dijo a la AFP una portavoz de Facebook.

“Las cuentas corrientes ligadas a las páginas de Facebook permiten a sus propietarios recibir en tiempo real actualizaciones en Messenger y pueden así conservar los rastros sobre los datos de sus transacciones, como recibos de caja, fechas de entregas y el saldo de sus cuentas corrientes”, agregó.

“No utilizamos esas informaciones con fines publicitarios”, destacó.

Una portavoz del Citi dijo a su vez a la AFP que esa institución financiera mantiene “regularmente” discusiones sobre “potenciales” asociaciones.

Una fuente interna manifestó a la agencia AFP que la entidad bancaria no descartaba asociarse con una red social, al haber confirmado que sus clientes pasan cada vez más tiempo en alguna de ellas.

Patricia Wexler, vocera de JPMorgan Chase, remitió a AFP a una declaración que hizo al Wall Street Journal: “No compartimos datos de transacciones de nuestros clientes (…) y, por lo tanto, hemos rechazado algunas propuestas”, dijo al rotativo estadounidense.

Mientras tanto, Wells Fargo decidió no realizar comentarios.

Esta información vuelve a poner el foco sobre el problema de los datos personales de los usuarios, luego del escándalo de Cambridge Analytica, acusada de recolectar en la red social y usar datos con fines políticos, sin permiso de los usuarios.

Según el Wall Street Journal, Facebook ofreció a los bancos una función que les permitiría a los usuarios ver el saldo de su cuenta actual y alertarlos en caso de fraude.

La compañía liderada por Zuckerberg se habría comprometido a no compartir estas informaciones financieras con terceros.

Los datos personales de los usuarios son la base del modelo económico del gigante estadounidense, cuyos ingresos provienen casi en su totalidad por la venta de espacios publicitarios.

Una alianza con Facebook permitiría a los bancos reducir la creciente brecha con las start-ups especializadas en las finanzas que seducen a los “millenials”.

La aplicación Venmo (Paypal), por ejemplo, se impuso como uno de los principales medios de transferencia de dinero entre particulares por smartphone, muy por encima de Zelle, implementada por un consorcio de grandes entidades bancarias.