La policía de West Midlands (Inglaterra) descubrió un centro de minería ilegal de bitcoin en un almacén tras un allanamiento en el que tenía previsto encontrar una granja de cannabis.

Al menos un centenar de equipos fue decomisado en el procedimiento que las autoridades no tenían previsto encontrar y que además, reunía las características de un cultivo de cannabis, dijo este jueves Jennifer Griffin, sargento de la policía de Sandwell, en un comunicado.

Griffin cree que minar bitcoin no es considerado una actividad ilegal, pero sí lo representa la extracción de miles de libras de electricidad para alimentar el proceso.

La granja fue ubicada en unidad industrial ubicada en las afueras de Birmingham luego de que un dron detectara una fuente de calor que disparó la atención de los agentes.

En el procedimiento no se realizaron detenciones, indicó el texto.