Xiaomi tiene claro el objetivo de convertirse en una de las marcas líderes en el segmento de los teléfonos inteligentes. Sus acciones y políticas más recientes así lo indican, no solo con la buena presencia en la gamas baja y media sino con su apuesta más radical: Poco F1, el terminal con el que se estrena en el mercado su marca secundaria Pocophone.

En esta ocasión, el primer aparato de la submarca de Xiaomi debuta en grande con un lanzamiento en la India para atacar de forma plena y directa la gama alta con valores agregados que desde ya lo ubican con buenas expectativas de éxito.

Varias son las razones para el buen panorama, entre ellas destacan la potencia, rendimiento y en especial, su precio al consumidor.

El Pocophone F1 es un dispositivo extremadamente competente sobre el papel, incorporando el procesador Snapdragon 845 de Qualcomm, presente en los principales buques insignia de la mayoría de los otros fabricantes, tales como el OnePlus 6, Galaxy Note 9 o Xiaomi Mi 8.

Este es acompañado por 6 u 8 GB de memoria RAM, hasta 256 GB de memoria interna, refrigeración líquida y una impresionante batería de 4.000 mAh que poco a poco comienza a extenderse en la industria.

Al hablar de elementos diferenciadores es necesario mencionar el diseño del F1, el cual, pese a tener factores no tan novedosos en líneas generales, si busca marcar tendencia con el material utilizado en su carcaza. Contrario a la dinámica de estos tiempos, Xiaomi no se decantó por el cristal o metal y por el contrario luce un acabado un tanto menos refinado con una apuesta de fabricación de policarbonato.

La compañía justificó esta decisión afirmando que gran parte de los usuarios hacen uso de una carcasa en sus teléfonos, por lo que el diseño trasero no es una prioridad a la hora de fabricar un gran terminal.

Pero para abarcar a lo que no quedan del todo convencidos, igual Xiaomi cuenta con una versión especial “blindada” en la que su parte trasera está fabricada con Kevlar, un material utilizado en chalecos antibalas e instrumentos de protección.

En el apartado de la cámara, se optó por una configuración trasera de 12 + 5 megapíxeles, incluyendo sensores y tecnologías de reconocimiento de escenas y captura de imagen que ya hemos visto en los últimos teléfonos de Xiaomi.

En la frontal, más de lo mismo, puesto que nos encontramos con 20 megapíxeles con una lente y sensor tomados directamente del Mi 8.

La compañía ha apostado por una pantalla de 6,18 pulgadas y resolución de FHD+, fabricada con tecnología AMOLED y reforzada con Corning Gorilla Glass.

Poco se distancia de la competencia en cuanto a la biométrica se refiere con la incorporación de sensores dedicados. Esto se traduce en dos sensores infrarrojos que permitirán un escaneo más fidedigno del rostro, incluso estando en entornos de total oscuridad.

El F1 tiene también un puerto jack 3.5, conector USB tipo C y un sensor de huella dactilar ubicado en la parte trasera del dispositivo. Funciona con Android 8.1 Oreo pero podrá actualizar a Android 9 Pie.

ALTA CALIDAD, A BAJO COSTO

Pero si de ventajas respecto a la competencia se refiere, imposible dejar a un lado su oferta de mercado, uno de los puntos complicados en los equipos de gama alta.

Pocophone trabajó arduamente en la producción a fin de conseguir la forma de, sin restar prestancia y calidad, mostrarse en una banda de precios muy por debajo de sus pares de segmento.

Aunque para Europa no han sido fijados, a menos en el lanzamiento inicial para India, los precios invitan de manera indudable al optimismo. La relación calidad-costo es, sin lugar a dudas, uno de sus puntos más sólidos para posicionarse en poco tiempo.

Para el modelo de 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento interno el precio será de 20.999 rupias (260 euros) , ascendiendo a 23.999 rupias (300 euros) para la misma RAM y 128 GB de almacenamiento. De ahí saltamos a los 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento, que se sitúan en 28.999 rupias (360 euros), y la edición especial con revestimiento de Kevlar (también de 8 + 256 GB) por 29.999 rupias (370 euros).

Este terminal no será exclusivo para India, pues tanto Xiaomi como Pocophone han anunciado que el próximo 27 de agosto se dará a conocer en el resto del mundo en otros tres eventos que se celebrarán en Indonesia, Francia y Hong Kong.