La industria de los videojuegos está permanentemente evolucionando y los cambios cada día son más rápidos, por ello las compañías deben de anticiparse a los consumidores para diversificar su portafolio de servicios y cubrir nuevos segmentos que representen atractivas oportunidades de mercado.

En días recientes, tanto Nintendo como PlayStation decidieron realizar adquisiciones interesantes que si bien continúan ligadas al mundo gamer, se encaminan hacia alcanzar un espectro de audiencia más amplio que permita aspirar a un posicionamiento mediático y comercial superior.

La gran N se ha hecho con Dynamo Pictures, un estudio de animación CGI que ha trabajado en múltiples videojuegos, incluyendo Dark Souls III, Death Stranding, Déraciné, The King of Fighters XIV, The Last Story, Lost Odyssey, Persona 5, Saint Seiya: The Hades y Yakuza: Kiwami, por mencionar algunos.

El referido equipo también estuvo involucrado en el desarrollo de Project M, que sirvió como punto de partida para la concepción de Metroid: Other M, además de haber creado películas, series y proyectos de realidad virtual relacionados con franquicias de Capcom, como Ace Attorney, Mega Man y Resident Evil.

Un detalle muy interesante a considerar es que Dynamo Pictures pasará a llamarse Nintendo Pictures, lo que permitirá a la casa productora de The Legend of Zelda, poder incorporar cinemáticas de mejor calidad en sus juegos, además de incursionar en el sector de la televisión o el cine de manera independiente, sin recurrir a un aliado como Illumination Studios para la película de Super Mario Bros.

Por su parte, a Sony no le bastó haber adquirido el Evolution Championship Series (EVO) junto con RTS en 2021, sino que desea seguir propagando su apuesta hacia los deportes electrónicos. En ese sentido, se ha decantado por incluir en su cartera de negocios a Repeat.gg.

La infraestructura de tal plataforma se ha enfocado a brindar torneos en línea con recompensas a los participantes de licencias como Call of Duty Warzone, Dota 2, Fortnite, League of Legends, y PUBG, por lo que ahora tendrá mayores recursos económicos para ofrecer diferentes experiencias y potenciar su crecimiento alrededor del planeta.

Con esta maniobra, la división presidida por Jim Ryan, busca no sólo obtener beneficios mediante competencias en las cuales también estén presentes otros sistemas como Xbox, PC, Nintendo Switch y dispositivos móviles, sino que el principal propósito radica en que PlayStation sea vista como la marca de referencia en este tipo de eventos.

A medida que pase el tiempo, seremos testigos de las nuevas acciones que pondrán en marcha diversas empresas del ocio digital para seguir ofreciendo experiencias innovadoras a los consumidores, y sobre todo, para generar los beneficios esperados para sus respectivos accionistas.

Fuente: Atomix