5.000 millones de libras esterlinas (casi 6.000 millones de euros con el valor actual de ambas divisas). Esa es la cifra que figura en la demanda colectiva a la que se enfrenta Sony. Según la misma, compartida por el medio Sky News, los usuarios habrían pagado de más por sus compras durante los últimos 6 años. Concretamente, entre 67 libras (79,62 euros) y 562 (667,87 euros) de sobrecoste por persona.

Alex Neill, Defensora de los Derechos del Consumidor en Reino Unido, es el responsable de presentar la demanda por una presunta “violación de la ley de competencia” y “estafar a las personas” al cobrar una comisión del 30 % en cada producto, independientemente de si es un videojuego físico o digital. Según Neill, cualquier comprador con residencia en Reino Unido está en su derecho de reclamar una compensación, siempre y cuando las transacciones sean posteriores al mes 19 de agosto de 2016. “Sony ha abusado de su posición y ha estafado a sus clientes”, dice su acusación.

Sony continúa trazando su hoja de ruta

Hasta el momento de escribir estas líneas, Sony no se ha pronunciado al respecto. Por su parte, la división PlayStation continúa inmersa en sus planes de futuro: ayer a primera hora hizo pública la fecha de lanzamiento (inicios de 2023) de PS VR2, la nueva versión de su dispositivo de realidad virtual para PS5, y ya en la noche, durante el Opening Night Live de la Gamescom 2022, presentó el DualSense Edge, un nuevo modelo personalizable de alto rendimiento del mando de la consola. En este enlace tienes todos los detalles.

Al margen, si nos centramos en los juegos exclusivos que llegarán próximamente, hay dos nombres propios anotados en el calendario de millones de jugadores: The Last of Us: Parte 1, el remake del título de Naughty Dog y God of War: Ragnarok, la nueva aventura de Atreus y Kratos por los 9 reinos de la mitología nórdica. Llegarán el 2 de septiembre y el 9 de noviembre, respectivamente.

Fuente: MeriStation