El sonado evento “Made By Google 2018” que tuvo como punto focal el lanzamiento de dos nuevos smartphones, también dejó otras noticias importantes, una de ellas la presentación de un nuevo miembro de la familia, la tableta Pixel Slate.

Google acabó así con casi tres años de sequía eneste rubro y ahora lo hace en grande, apostando por un equipo que, al menos a primera vista, llega con novedades y características potentes para batallar fuerte con la competencia.

La Pixel Slate es la apuesta de la gigante tecnológica para competir contra dispositivos como el iPad Pro o la Microsoft Surface, ofreciendo una alternativa más para quienes buscan la portabilidad extrema sin que eso implique renunciar a características propias de un ordenador portátil convencional.

A esta tableta le puede ser adjuntado un teclado, ofreciendo posibilidades tanto para el ocio como para el trabajo a través de otra de las innovaciones, la utilización del Chrome OS.

Anteriormente, Google tuvo un relativo éxito en Norteamérica con el Acer Chromebook Tab 10 (su primer concepto de equipo con dicho sistema operativo).

Con este nuevo producto, la compañía norteamericana ahora busca brindar lo bueno de un PC combinándolo  con una variada gama de aplicaciones Android que existen en la actualidad, a fin de capacitar al usuario para realizar no solo un mayor conjunto de acciones, sino para llevarlas a cabo de una manera más eficiente.

En su diseño, la pantalla es uno de los elentos que más sorprende con una de 3000×2000 a 293 dpi. En cuanto al interior, está basada en un procesador Intel, con versiones de 8 y 16GB de RAM.

La Google Slate tendrá dos cámaras de 8MP y con el mismo software del Pixel, lo que garantizará retratos de gran calidad, buenas fotos en exteriores y el fantástico bokeh digital hecho con una sola cámara.

Pero los atractivos no se quedan allí, pues este hardware se acompañará con un teclado con trackpad y letras retroiluminadas redondas. El sistema de teclas funciona como con diferentes ángulos de visión, no por Bluetooth, sino conectado con un Pogo plug.

Igualmente dispone de conexión USC-C y desbloqueo mediante huella dactilar gracias a un sensor ubicado en el marco del terminal.

Por su parte, Chrome OS ofrecerá en la Pixel Slate la posibilidad de contar con algunas de las opciones más populares de iOS en el iPad, como la opción de dividir la pantalla para utilizar dos aplicaciones al mismo tiempo o configurar un modo que ajuste el color del panel de manera automática para hacerlo más cómodo en distintos ambientes.

Google asegura que la experiencia con el software en este nuevo terminal es algo inédito en los productos de la compañía hasta el momento.

Aunque ChromeOS no tiene el mejor soporte y es una limitante para algunas tareas, sobre todo si no existe software para tu máquina, Google buscó solucionar el problema implementando aplicaciones de Android flotantes en el Pixel Slate, además de compatibilidad con aplicaciones de Linux.

Esta nueva tableta será lanzada de manera inicial en mercados seleccionados (Estados Unidos, Reino Unido y Australia), con un precio de inicio en 599 dólares.

El teclado, que cuenta con un botón dedicado para Assistant y dispone de retroiluminación, se vende por separado a un precio de 199 dólares, de la misma manera que un lápiz para dibujar o tomar notas, que tiene un precio de 99 dólares.