Tal y como sucede por estos tiempos cada vez que se acerca el lanzamiento de un nuevo smartphone, pocas cosas quedan por descubrir al momento de su fecha exacta de presentación. Las filtraciones en este mundo tan globalizado están a la orden del día y Google no escapa de ello en el caso del Pixel 3, su próximo dispositivo inteligente, del cual acaban de salir a la luz pública nuevos datos respecto a su imagen y diseño.

Ya son varias las especificaciones que se conocen de la próxima versión del terminal insignia de la tecnológica, uno de los más esperados en los últimos meses del año y que será mostrado en sociedad el próximo 9 de octubre. Sin embargo, pese a las informaciones extraoficiales del aparato, recientemente se conoció una posible novedad respeto al uso del espacio del panel o pantalla, especificamente con la ausencia del tan utilizado “notch” pero si la montura de una franja negra que albergará la cámara frontal.

Evan Blass, el leaker más conocido de Android y que ya adelantó en su momento el fondo de pantalla del Samsung Galaxy S9 o el diseño del OnePlus 6, entre otros, ha filtrado dos renders que muestran el diseño frontal del Google Pixel 3 y del Pixel 3 XL.

De acuerdo a las referidas filtraciones, el Pixel 3 no cuenta con notch pero tiene marcos igual de grandes que los móviles de hace dos años y una pantalla de 5,4 pulgadas OLED. Todo apunta a que será muy similar al de otros smartphones modernos, con biseles laterales reducidos y unos marcos inferior y superior algo gruesos como encargados de albergar los sensores y la cámara frontal.

Igualmente llama la atención un hueco en el protector de pantalla en la parte inferior del mismo, ya que esto hace pensar en el regreso de un botón home físico (algo que iría bien con la nueva interfaz de Android P), aunque también puede tratarse simplemente de un segundo altavoz que añadiría sonido estéreo.

Caso contrario para el Pixel 3 XL que contará con una muesca alto y será el doble de grande que la utilizada por la mayoría de la competencia. Aquí sí que estaríamos hablando de un smartphone con un ratio de pantalla muy elevado que recurre a un notch para albergar la cámara delantera y un altavoz, además de los sensores.

Se espera que ambos terminales incorporen un sistema de doble cámara en la parte frontal, y un único sensor de 12,2 megapíxeles en la parte trasera.

Aunque habrá que esperar unos días para dilucidar todo, cabe mencionar la fiabilidad de Blass en este tipo de adelantos, pues tiene una tasa de acierto bastante elevada en cuanto a sus filtraciones y la gran mayoría se acaban confirmando con el paso del tiempo.