Los analistas de Piper Sandler redujeron el jueves sus estimaciones de ingresos y ventas de iPhone para el trimestre de diciembre de Apple Inc, ya que los estrictos confinamientos de Pekín limitan la producción en la fábrica de iPhone más grande del mundo en Zhengzhou, China.

La correduría ahora espera 119 mil millones de dólares en ingresos para el trimestre actual de una proyección anterior de 127.3 mil millones, con ventas de unidades de iPhone de alrededor de 74 millones frente a los 83 millones previstos anteriormente.

«Más del 50 % de los iPhone ensamblados provienen de la planta de Foxconn en Zhengzhou. La mayoría de las interrupciones se produjeron en el mes de noviembre, donde la utilización de la planta puede haber caído al 50 % o menos», dijeron los analistas.

Las actividades de manufactura y servicios de China se contrajeron aún más en noviembre a mínimos de siete meses, según mostraron datos oficiales, afectadas por la política de cero COVID del país y el aumento de infecciones que, según los analistas, dañarán la economía hasta bien entrado 2023.

Los problemas de producción de Apple se vieron agravados por un raro ejemplo de disturbios laborales a gran escala en China, donde los trabajadores de Foxconn se enfrentaron con el personal de seguridad en Zhengzhou.

Apple podría priorizar la producción del iPhone 14 Pro sobre otros modelos, dijo la correduría, dado el precio de venta promedio más alto del producto.

Fuente: Reuters