Los fabricantes tecnológicos Dell y HP registraron cifras positivas en su más reciente trimestre ya que las personas no pararon de comprar computadoras, a pesar de haberse levantado ciertas restricciones provocadas por la pandemia en algunos países.

Sin embargo, ambas empresas advirtieron que la actual escasez de chips de computadoras podría afectar sus labores para maniobrar la demanda de laptops este año. Este anuncio provocó una caída en las acciones de las marcas líderes de la industria de la computación.

Para HP, la falta de chips limitaría su capacidad para enviar equipos informáticos e impresoras  al menos hasta finales de año.

En este sentido, Dell dijo que el suministro de componentes sigue siendo limitado y que el aumento de los costos para adquirir estas piezas afectaría sus ingresos operativos en el trimestre actual.

Los ingresos de Dell aumentaron un 12% a $ 24.490 millones en el primer trimestre, superando las estimaciones de $ 23.40 mil millones, según los datos de Refinitiv IBES, mientras que HP registró ingresos generales de $ 15.9 mil millones superior a la estimación de $ 15 mil millones.