Según pronósticos de la conocida empresa Intel, la escasez de componentes que ha afectado a la eléctrónica en el mundo desde ya un largo tiempo, continuará al menos hasta el 2023.

Por su parte Gregory Bryant quien funge como vicepresidente ejecutivo y gerente general de Client Computing Group de Intel, informó en una entrevista a Gadget360, que desde la compañía se encuentran trabajando en planes especiales y medidas para combatir las restricciones actuales del mercado.

La empresa cree que la escasez de suministros seguirá al menos durante todo este año 2022, pero Bryant va más allá y afirma que aún hay algunas restricciones de la cadena de suministro en los componentes del año que viene que tienen que resolver.

En concreto, el ejecutivo ha hecho referencia a algunos «pequeños componentes» de los procesadores, como nodos antiguos, que a pesar de no utilizar las últimas tecnologías son los responsables de la mayoría de retrasos en los productos finales.

Con Portaltic