Como parte de su compromiso continuo por revolucionar la manera en que se realizan pagos actualmente, Samsung Electronics ha anunciado la disponibilidad de Samsung Pay en México, convirtiéndose en el segundo país de América Latina en recibir este servicio, y el país número 20 a nivel mundial.

Con el lanzamiento de Samsung Pay en México, los usuarios que cuenten con un dispositivo Galaxy compatible*, podrán realizar compras de una manera más fácil, desde sus smartphones, en cualquier establecimiento que acepte las tarjetas convencionales de crédito, débito y de lealtad.

Mientras otras plataformas de pago funcionan solamente con tecnología NFC o contactless (por sus siglas en inglés, comunicación de campo cercano, Near Field Communication), Samsung Pay ofrece, además de conectividad NFC, la tecnología patentada de Samsung MST (por sus siglas en inglés, transmisión magnética segura, Magnetic Secure Transmission), gracias a la cual Samsung Pay es el servicio de pagos móviles con mayor aceptación en el mercado. MST emite una señal que emula la acción de deslizar la banda magnética de una tarjeta física, permitiendo a los usuarios pagar, prácticamente, en todas las terminales punto de venta convencionales**.

Para traer este servicio a México, Samsung ha creado alianzas estratégicas con diversos líderes de la industria financiera en el país, incluyendo las redes de pago más importantes en el mercado, como American Express, MasterCard y Visa; los principales bancos, como: Banorte, Banregio, Citibanamex, HSBC y Santander; así como con Bancos Adquirentes y Agregadores como Clip y iZettle.

 

“Estamos muy entusiasmados de expandir Samsung Pay en América Latina, y estamos seguros de que nuestros consumidores adoptarán la posibilidad de pagar fácilmente y obtener recompensas desde la comodidad de sus smartphones”, comentó Claudia Contreras, Directora de Mercadotecnia de Samsung Electronics México. “Seguiremos trabajando para crear alianzas con las instituciones financieras que son importantes para nuestros usuarios, llegando a más personas y, a su vez, ayudando a motivar el crecimiento de la economía digital en el país”.

Además de su gran aceptación y facilidad de uso, Samsung Pay es una de las opciones de pago más seguras para los usuarios. Samsung Pay utiliza tres niveles de seguridad para proteger las transacciones: autenticación biométrica, que puede ser a través de huella digital o reconocimiento de iris (disponible en las series Galaxy S8 y Galaxy Note8); tokenización, un sistema que genera datos virtuales para cada transacción, en vez de guardar los detalles de la cuentas bancarias en el dispositivo; y la integración de Samsung Knox, la plataforma de alta seguridad de Samsung, que monitorea el equipo en tiempo real para prevenir un uso indebido.