El pasado jueves Disney emitió un comunicado que emocionó a los fanáticos de Marvel, dado que se confirmó la llegada de las películas de Deadpool así como Logan en su plataforma de streaming. Esto antes era casi imposible debido a la clasificación de las mismas, y precisamente por eso, cierta parte del público no está de acuerdo con las inclusiones.

Ahora el Parents Television and Media Council (PTC) está criticando al proveedor por romper una promesa que hizo en el lanzamiento. Afirmando que sería contenido para toda la familia, el presidente de la asociación, Tim Winter, comentó lo siguiente:

Hace tres años, Walt Disney Company hizo una promesa a las familias: No hay películas con clasificación R en Disney+, dijeron. Es una plataforma centrada en la familia, dijeron. Tenemos Hulu para nuestra tarifa de adultos más vanguardista, dijeron. Resulta que nos estaban mintiendo. Después de décadas de brillantez corporativa estableciéndose como la marca más confiable del mundo para las familias, la suite de nivel C actual en Disney ha decidido tirar todo por el inodoro.

Si bien Disney+ señala a los suscriptores sus controles parentales, la mera presencia de contenido con clasificación R y TV-MA viola la confianza y la sensibilidad de las familias. Lo que tomó décadas construir ahora solo toma meses borrar. Algún día, en un futuro no muy lejano, las escuelas de negocios recordarán este abrupto cambio de sentido corporativo mientras analizan lo que le sucedió a la otra gran Walt Disney Company. Y mientras tanto, las familias seguirán estando lamentablemente desatendidas por Hollywood.

Vale la pena mencionar, que estas películas solo llegaron a las regiones donde Disney Plus engloba el contenido con Star. Dado que en Latinoamérica se cuenta con un servicio separado para las series y películas.

Fuente: Atomix