Es probable que Rusia lance una nueva ofensiva en la región oriental de Donbas en Ucrania en las próximas semanas, dijo este martes el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y agregó que los aliados tenían tiempo para ayudar a preparar al ejército ucraniano.

Hablando un día antes de que los ministros de Relaciones Exteriores de la OTAN se reúnan en Bruselas para discutir más apoyo financiero, militar y humanitario para Ucrania, Stoltenberg dijo que Rusia estaba planeando una ofensiva «muy concentrada».

«Ahora vemos un movimiento significativo de tropas (rusas) que se alejan de Kiev para reagruparse, rearmarse y reabastecerse y cambiar su enfoque hacia el este», dijo Stoltenberg en una conferencia de prensa.

«En las próximas semanas, esperamos un nuevo impulso ruso en el este y el sur de Ucrania para tratar de tomar todo el Donbas y crear un puente terrestre hacia la Crimea ocupada», dijo antes de la reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la OTAN del miércoles.

Los comentarios de Stoltenberg parecieron confirmar el anuncio de Moscú a fines de marzo de que se estaba reenfocando en «la liberación completa de Donbas», una región industrial parcialmente bajo el control separatista respaldado por Rusia desde 2014.

Stoltenberg dijo que sería una fase nueva y crucial de la invasión rusa del 24 de febrero, que el Kremlin llama una «operación militar especial».

«El reposicionamiento de las tropas rusas llevará algún tiempo, algunas semanas», dijo.

Dijo que: «En esa ventana, es sumamente importante que los aliados de la OTAN brinden apoyo».

Los ministros de Relaciones Exteriores discutirán el miércoles y el jueves cómo enviar más armas antitanques, municiones y suministros médicos a Ucrania, dijo Stoltenberg.

Se espera que el Ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, asista a parte de la reunión de dos días en Bruselas.

Fuente: Reuters