En 1972 fue la última vez que la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA) llevó a un hombre a la Luna. Hoy, 46 años después se preparan para nuevamente explorarla e incluso, llegar a Marte, con la cápsula espacial Orión.

Por primera vez en la historia, la NASA se une en colaboración con la Agencia Espacial Europea, para llevar a cabo la cápsula que, luego de diversas pruebas recibió un módulo diseñado por Airbus con el cual contará con lo todo lo que necesita para estar operativa: electricidad, control térmico, propulsión, aire y agua.

Se trata de una “forma totalmente nueva” de ir al espacio, según las declaraciones del jefe de la Agencia Espacial Europea, Jan Worne. Asimismo, destaca que, será sometida a diversas misiones no tripuladas hasta ser enviada con humanos al espacio para principios de 2020.

El origen de Orión

Orión, nació durante el gobierno de George W. Bush, enmarcado en el “Proyecto Constelación”, con el propósito de llevar nuevamente al hombre a la Luna. Cuando Barack Obama tomó la presidencia en 2009, fue paralizado por falta de presupuesto.

A pesar de la realidad económica, el proyecto continuó desarrollándose por los científicos de la NASA, y en el concepto original que era de llevar seis personas en sus misiones.

Aunque las características físicas de Orión son comparables con los elementos básicos de Apollo, las misiones que alunizaron entre 1969 y 1972, la agencia espacial asegura que esta nueva cápsula logrará arribar viajes a la luna más largos y más avanzados.

Elementos innovadores

Una de las cualidades más relevantes con la que contará Orión es un módulo de descenso renovado. La nueva forma de llegar a tierra de regreso fusionará paracaídas y bolsas de aire.

Asimismo, contará con un diseño para la reutilización parcial del módulo de tripulación disponible por 10 vuelos para reducir los costos y permitir mayor producción.

El regreso más esperado

Este relevante anuncio en materia espacial, destaca que aún existen grandes razones por las cuales volver a explorar la Luna, sobretodo en una era cada vez más avanzada en tecnología. Según la NASA, el que el hombre vuelva a pisar la Luna representa una abertura al conocimiento de la ciencia lunar y la posibilidad de implementar nuevas tecnologías en su superficie.

Con información de BBC Tecnología