La Comisión Nacional de Protección de Datos de Francia multó este lunes a Google con 50 millones de euros (57 millones de dólares), la primera sanción para un gigante tecnológico estadounidense según las nuevas reglas europeas de privacidad de datos que entraron en vigencia en 2018.

El organismo de control de privacidad de datos dijo que la multa a la empresa se debió a la “falta de transparencia, información inadecuada y falta de consentimiento válido” con respecto a la personalización de los anuncios para los usuarios.

Es una de las acciones de cumplimiento normativo más importantes desde que entró en vigor el Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea, o GDPR, en mayo. El objetivo de las normas es aclarar los derechos individuales de los datos personales recopilados por las compañías, que deben emplear un lenguaje sencillo para explicar lo que están haciendo con ellos.

Lea también: Así funciona este aparato para hacer ecografías y ultrasonidos desde un iPhone

Pese que muchas multinacionales tecnológicas como Google tienen su sede en Estados Unidos, deben cumplir con las nuevas reglas porque tienen millones de usuarios en Europa.

La comisión dijo que los usuarios de Google no estaban “suficientemente informados” sobre lo que establecieron, ya que la empresa recopiló datos para anuncios específicos.

Los usuarios tienen que tomar demasiados pasos, “a veces hasta 5 o 6 acciones”, para averiguar cómo y por qué se utilizan sus datos, dijo la comisión. La descripción de Google de por qué está procesando sus datos se “describe de una manera demasiado genérica y vaga”, agregó.

Las infracciones del gigante estadounidense “privan a los usuarios de garantías esenciales con respecto a las operaciones de procesamiento que pueden revelar partes importantes de su vida privada”, expreso la comisión quien actuó sobre las quejas presentadas por dos grupos de defensa de la protección de datos, NOYB.EU y La Quadrature du Net, presentadas inmediatamente después de que la GDPR entrara en vigencia.

Por su parte, Google manifestó en un comunicado que está “profundamente comprometido” con la transparencia y el control del usuario, así como con los requisitos de consentimiento de GDPR. “Estamos estudiando la decisión de determinar nuestros próximos pasos”, señaló. AP.