Orange y MasMovil han firmado un acuerdo vinculante para combinar operaciones en España en un acuerdo que valora la entidad fusionada en cerca de 19.000 millones de dólares, las dos empresas de telecomunicaciones dijeron en un comunicado este sábado.

La fusión crea un peso pesado que abarca la telefonía móvil y la banda ancha, lo que representa un desafío para Telefónica y los analistas dicen que posiblemente abra el camino a alianzas similares en mercados como Italia, Portugal y el Reino Unido.

La fusión del segundo y cuarto operadores de telecomunicaciones más grandes, respectivamente, también deja varado a Vodafone, que ocupa el tercer lugar, aunque se beneficia de un mercado más consolidado que se espera que reduzca la competencia y aumente la rentabilidad de los operadores.

Se espera que la unión ponga a prueba el apetito de consolidación de la Comisión Europea. Anteriormente se ha opuesto a acuerdos que reducen el número de jugadores de cuatro a tres en los principales mercados.

El mercado móvil de España es una lucha de cuatro, con la marca Movistar de Telefónica con una participación del 28,24%, Orange con el 22,91%, Vodafone con el 22,26% y MasMovil con el 20,55%, según datos del regulador del mercado CNMC en marzo.

La respuesta de la Comisión también revelará si está dispuesta a favorecer una estructura de mercado con menos operadores e inversiones potencialmente más altas en infraestructura, como lo pide la industria, o si mantendrá una postura centrada en el consumidor marcada por una competencia feroz y una baja precios.

La fusión en España se basa en un valor empresarial de 18.600 millones de euros (19.000 millones de dólares), dijeron las empresas en el comunicado, incluidos 10.900 millones para MasMovil y 7.800 millones para Orange España.

La entidad fusionada generaría más de 7.300 millones de euros en ingresos anuales y más de 2.200 millones de euros en beneficios operativos básicos anuales, dijeron.

La empresa conjunta combinada será controlada a partes iguales por Orange y MasMovil. Un paquete de deuda de 6.600 millones de euros financiará la transacción.

Incluirá un pago upstream de 4.200 millones de euros a Orange, para compensar su menor valoración frente a MasMovil, dado su mayor nivel de deuda.

El acuerdo incluye una disposición de bloqueo de dos años que impide que Orange y MasMovil vendan sus acciones, dijo un portavoz de Orange.

El objetivo es tener una posible oferta pública inicial (IPO) después de un período de bloqueo, dijo el vocero.

Orange tendrá un derecho de preferencia para comprar las acciones de MasMovil en la empresa conjunta luego del período de bloqueo, dijo el vocero de Orange, lo que le permitirá tomar el control de la entidad y consolidarla en sus cuentas.

La transacción está sujeta a la aprobación de las autoridades antimonopolio de la UE. Se espera que cierre en la segunda mitad de 2023 «a más tardar«.

Orange está controlada por el estado francés a través de una participación del 23%, mientras que la matriz de MasMovil es Lorca JV Co, con sede en Londres, una participación mayoritaria de los fondos de compra KKR, Providence y Cinven.

 

Fuente: Reuters