La segunda firma de telecomunicaciones más grande de Australia, Optus, propiedad de Singapore Telecommunications, publicó este sábado una disculpa de página completa en los principales periódicos por un ciberataque «devastador» hace 10 días y señaló a los clientes afectados a un nuevo sitio de ayuda.

Lamentamos profundamente que haya ocurrido un ciberataque bajo nuestra supervisión”, dijo la compañía en el aviso.

Sabemos que esto es devastador y que tendremos que trabajar duro para recuperar su confianza”, dijo.

La nueva página en el sitio web de la compañía ofreció apoyo a los clientes cuyos datos han sido violados, incluido cómo reemplazar los números de licencia de conducir, pasaporte y tarjeta de atención médica.

La compañía acordó pagar el costo de reemplazar los pasaportes de los clientes comprometidos, dijo el viernes el primer ministro Anthony Albanese.

«Nos pondremos en contacto con los clientes a los que se les haya expuesto el número de documento de su pasaporte«, dijo Optus en su sitio web.

La policía australiana dijo el viernes que había establecido una operación para reforzar la protección de más de 10.000 clientes de Optus cuyas credenciales de identidad se habían compartido en línea debido a la violación de datos.

Las autoridades se han negado a comentar sobre su investigación y esfuerzo para encontrar al pirata informático desde que el gigante de las telecomunicaciones informó por primera vez el 22 de septiembre el robo de datos de hasta 10 millones de cuentas, equivalente al 40% de la población de Australia.

 

Fuente: Reuters