Al menos una docena de operadores de telecomunicaciones rurales de Estados Unidos que dependen de Huawei para los equipos de red están en conversaciones con Ericsson y Nokia, para reemplazar su equipo chino, dijeron fuentes cercanas al tema a Reuters.

“Las compañías, que incluyen Pine Belt en Alabama y Union Wireless en Wyoming, están buscando precios con descuento y esperan la asistencia del gobierno, pero aún tienen que llegar a acuerdos”, según la nota de este martes.

Por su parte, Nokia y Ericsson rechazaron hacer comentarios.

Estas conversaciones son críticas para los pequeños operadores que han confiado en la compañía tecnológica Huawei o ZTE Corp para equipos de red móvil económicos y de alta calidad en los últimos años, incluso cuando las grandes empresas de telecomunicaciones estadounidenses rechazaron a la firma china. El gobierno de EE.UU. ha calificado a Huawei como una amenaza para la seguridad y ha prohibido de manera efectiva que las empresas estadounidenses realicen negocios con dicha empresa.

Pero cambiar de vendedor no será fácil. Nokia y Ericsson, que han tenido problemas financieros en los últimos años, no coincidirán con los precios de Huawei, de acuerdo analistas y ejecutivos de la compañía.

Los precios de Huawei “no estaban basados ​​en el mercado”, indicó un ejecutivo de la industria de equipos que ha trabajado durante años en América del Norte. “No tenían sentido”.

Roger Entner, analista de Recon Analytics, estimó que Huawei y su compatriota, ZTE, cobraban entre un 30% y un 50% menos que sus rivales.

No se espera que las conversaciones continúen hasta que se apruebe la legislación en el Congreso de los EE. UU. para conceder $ 700 millones en subsidios para ayudar a los transportistas rurales con el cambio, mencionaron fuentes cercanas al debate. No se ha tomado ninguna medida sobre el proyecto de ley desde que se presentó en mayo, según Congress.gov.

Para leer más ingrese aquí