Varias organizaciones no gubernamentales de Estados Unidos expresaron esta semana su rechazo y solicitaron impedir que el empresario Elon Musk compre la red social Twitter.

La campaña, denominada ‘Stop the Deal‘, asegura que, al obtener el control de la plataforma, Musk «proporcionaría un megáfono a extremistas» que promueven «el nacionalismo blanco, el odio, la desinformación y el acoso«. Agregan que «restablecería las cuentas» de personalidades que fueron bloqueadas, argumentando que «nuestra seguridad y democracia no deben estar a merced de multimillonarios irresponsables«.

A la campaña se unieron las ONGs Accountable Tech, Ultraviolet, GLAAD, MediaJustice y Center for Countering Digital Hate, entre otras.

 

Fuente: RT