La batalla en el mercado de los smartphones es dura debido a las diversas opciones que existen para el consumidor. Esta dinámica obliga a las compañías fabricantes a brindar lo más posible, elementos innovadores para poder conseguir el anhelado éxito en las ventas.

Específicamente el sector de la gama media ha sido uno de los más complicados en este 2018 debido al saturamiento de la oferta, pero aún así, ASUS apuesta allí con el lanzamiento de su nuevo dispositivo ZenFone Max Pro, el cual llega con buenas credenciales gracias a su serie de características que lo hacen un terminar bastante atractivo y accesible en su costo.

Como se mencionó al principio, es clave para las compañías en exhibir aspectos que marquen diferencia respecto a la competencia, algo que ha conseguido Asus en esta oportunidad con el nuevo modelo de la familia ZenFone Max, que tienen como punto de honor la utilización de baterías de alta capacidad.

Aparte de su llamativo precio, cuenta con todas las prestaciones de moda pero lo que completa su alta esencia es su batería de 5.000 miliamperios/hora de capacidad, algo poco habitual en el mercado actualmente y sin dudas, el elemento más determinante y distintivo en su estructura.

Esta batería, diseñada específicamente para viajeros y usuarios que necesitan disponer de la máxima autonomía posible, garantiza una utilización óptima del aparato.

El fabricante afirma en un comunicado que dicha autonomía puede ser de hasta dos días antes de tener que volver a cargarlo. Se podrá utilizar el teléfono de forma continuada durante 48 horas, hablar durante 42 horas, navegar 28 horas o reproducir 199 horas de música y 20 de vídeo. La batería tarda dos horas y 42 minutos en cargarse de forma completa.

Buen desempeño garantizado

Está equipado con el eficiente y rápido procesador Qualcomm Snapdragon 636 Mobile Platform y gráficos Adreno™ 509, que potencian su capacidad de respuesta y lo dotan de un rendimiento espectacular en juegos.

SD 636 ofrece niveles ejemplares de desempeño y eficiencia energética, así como una CPU Adreno 509 que aumenta notablemente el rendimiento de los juegos y acelera la navegación online. Gracias a esta combinación de hardware, el ZenFone Max Pro lleva a cabo cualquier tarea sin titubeos.

En su cuidado diseño se dan cita detalles de calidad como un ligero cuerpo metálico de 180 gramos, bordes cortados a diamante y acabado 2,5D del cristal.

La  pantalla del ZenFone Max Pro es otro de los aspectos que llaman la atención con una FullView de 6 pulgadas (relación de aspecto de 18:9), con resolución Full HD+ y que cubre el 85% del espacio de color NTSC.

El terminal está disponible en varias configuraciones, con memoria RAM de 3GB, 4GB y 6GB y con capacidad de almacenamiento de 32GB o de 64GB. La cámara también varía según el modelo, y la trasera dual puede ser de 13 o de 16 megapíxeles con apertura de hasta f/2.0, mientras que la delantera varía entre 8 o 16 megapíxeles.

Las características técnicas se complementan con sistema operativo Android 8.1, altavoz de cinco imanes con amplificador inteligente NXP y SIM dual. Dispone también de sensor de huella dactilar en la parte trasera y de reconocimiento facial desde la cámara.

El dispositivo se encuentra disponible desde este miércoles en dos versiones en colores Negro Océano y Plata Meteorito por un precio que parte de los 249 euros.

 

Algunas especificaciones

Tamaño de pantalla 6″
Resolución Full HD+
Procesador Snapdragon 636
RAM 4 GB
Almacenamiento 64 GB (ampliable hasta 2 TB con microSD)
Batería 5.000 mAh
Cámara trasera 13 MP
Cámara de selfies 8 MP
Carga rápida Sí
Bluetooth 5.0
WiFi b/g/n