Pensando en ofrecer cada dia más acceso a los videojuegos de la Xbox, Microsoft está trabajando en la creación de nuevos programas que le permitirán a los desarrolladores de juegos ver el grado de dificultad o no para que más jugadores puedan tener acceso.

El nuevo programa de prueba es una de las medidas adoptadas desde Microsoft para que los desarrolladores puedan comprobar si sus juegos alcanzan el nivel de accesibilidad que buscan, y de esta manera los desarrolladores pueden enviar a la compañía el juego que han desarrollado, ya sea para Xbox u ordenador, para que sea analizado y validado en accesibilidad. Si se aprecia algún problema, el equipo de análisis indica con explicaciones y capturas los motivos por los que falla, e incluso se añaden recursos adicionales con información técnica y de diseño, de organizaciones y expertos externos.