Una nueva polémica de Facebook sale a la luz, una que lo envolvío en un lío legal con sus usuarios más jóvenes.

Documentos internos de la compañía revelan que Facebook sabía que menores de edad gastaban dinero en su plataforma sin el permiso de sus padres.

Resultado de imagen para angry bird en facebook
Algunos de los juegos de Facebook que incluyen compras son ‘Angry Birds’, ‘PetVille’ o ‘Ninja Saga’. (Foto archivo)

Una compañía dedicada al periodismo de investigación, llamada ‘Reveal from the Center of Investigative Reporting’, expuso a la luz pública la información que estaba oculta desde hace tres años.

A raíz del problema, se generó una demanda colectiva que acusó a Facebook de captar sumas elevadas de dinero a cuestas de niños, a través de juegos como Angry Birds o PetVille. El problema legal se resolvió en 2016.

“Entre el año 2008 y 2014 Facebook confirmó que había generado 34 millones de dólares de cuentas de niños creadas en los Estados Unidos”, según reporta Genbeta.

El documento tiene unas 135 páginas llenas de estrategias secretas y correos de empleados, que incitan explícitamente a los desarrolladores de los juegos a sacar dinero a los niños sin consentimiento de sus padres.

La red social se refería a los niños como “whales” (ballena en inglés), la forma en cómo se les dice a las personas que derrochan su dinero en los casinos.

En varias oportunidades, las denominadas “ballenas”, no estaban al tanto que las tarjetas de crédito estaban vinculadas al juego, es decir, estaban gastando el dinero de forma inconsciente.

Por otro lado, no existía un proceso para la devolución de las grandes cifras de dinero de Facebook a los padres.

Facebook dio su versión de los hechos al portal Genbeta y asegura que la situación es actualmente vigilada y trabajan “con padres y expertos para ofrecer herramientas a las familias”.

La compañía aclaró que desde el año 2016 sus términos de uso en materia de solicitudes de reembolso relacionadas con las compras de menores en Facebook están actualizados.