AMD está agitando el mercado… y los efectos empiezan a notarse más allá de las estrategias de Intel para mantener su dominio. Ya el mercado ha estado reaccionando al lanzamiento de los procesadores Ryzen bajo arquitectura Zen y, más aún, a la segunda generación. Así pues, de acuerdo al reporte de Profesional Review, datos obtenidos de uno de los principales vendedores al detal del comercio electrónico en Alemania, Mindfactory.de, el equipo rojo duplicó en ventas de CPU al equipo azul.

El dato curioso es que AMD no canibalizó las ventas de Intel, que se mantuvieron estables con respecto al año pasado, sino que creció por sí sola o, mejor dicho, aprovechó mejor el crecimiento en ventas de CPU a nivel global (estamos en un momento fantástico para construir una PC).

La oferta de valor del equipo rojo sobre su contraparte ha sido interesante: Primero, irrumpieron con un procesador de ocho núcleos y 16 hilos (Ryzen 7) en el mercado de consumo, donde la oferta máxima de Intel llegaba sólo a seis núcleos y 12 hilos. Segundo, los procesadores Ryzen tienden a ser más económicos que sus contrapartes de la línea Core y, de paso, algunas versiones del Ryzen 3 y Ryzen 5 vienen con su GPU de la línea Vega integrado en el chip, es decir, son APU (Unidad de Procesamiento Acelerado, por sus siglas en inglés). Ah, sin contar con que todos vienen desbloqueados para hacerle Overclocking (mejorar manualmente la velocidad de los ciclos de procesamiento manejando el voltaje), el sistema de enfriamiento incluido es mucho mejor que el de Intel y las tarjetas madre compatibles tienden a ser más económicas también.

Así pues, vemos que la CPU más vendida en este portal es la Ryzen 5 2600, la mejor relación precio-rendimiento que tenemos en el mercado. Le sigue el Ryzen 7 2700X, el tope de línea de la segunda generación que, con su capacidad de llegar a velocidades de 5GHz haciéndole Overclocking, es el favorito de los entusiastas. El tecer lugar lo obtuvo la versión más avanzada del Ryzen 5 de segunda generación el 2600X. La mejor oferta de Intel, el Core i7 8700K, se tuvo que conformar con ser el cuarto más vendido.

Dado que el equipo azul tiene procesadores relativamente más costosos, la venta en términos de dinero, no se ve tan afectada, sin embargo, AMD mantiene una ventaja considerable. En Noviembre, de acuerdo al portal alemán, el equipo rojo llegó a una cifra récord de tres millones de Euros (casi 3.4 millones de dólares).

Aún así, las pruebas realizadas por diversos entusiastas dan ciertas ventajas a Intel en temas de rendimiento, específicamente, el rendmimiento por núcleo. Esto hace que los procesadores del equipo azul sigan siendo atractivos para los gamers, ya que los juegos de computadora rara vez utilizan más de cuatro núcleos. Sin embargo, para quienes usan sus computadoras para más que jugar (edición de video y tareas más demandantes), los procesadores de AMD pueden ser mucho más atractivos, principalmente por esa relación precio-rendimiento.

Otro mercado en el que el equipo rojo tiene la ventaja es el de los usuarios menos demandantes, aquellos que usan su computadora sólo para tareas de oficina, navegar la web y ver Netflix, ellos encuentran atractiva la oferta de los APU Ryzen 3 2200G, de cuatro núcleos y cuatro hilos (cuyo precio ronda los 100 dólares) y Ryzen 5 2400G, de cuatro núcleos y ocho hilos. Esto, no sólo les ahorra gastarse cerca de 200 dólares en una tarjeta gráfica dedicada, sino que les permite experimentar con formas más pequeñas de computadora que resultan más cómodas en un escritorio, como la Mini-ITX que ensambó Hardware Unboxed en el video a continuación (en inglés, subtitulable).


[youtube https://www.youtube.com/watch?v=oa9xbnIdrFw]