El presidente ejecutivo de Nokia, Rajeev Suri, dijo este martes que la compañía podría beneficiarse del veto impuesto por la administración estadounidense contra su rival chino Huawei, ya que la carrera por el despliegue de servicios 5G se calienta.

Cuando se le preguntó acerca de los problemas regulatorios que enfrenta actualmente Huawei, Suri dijo a los inversionistas: “Tal vez haya una oportunidad a largo plazo, pero más que eso, es difícil de decir en este momento”.

Los analistas esperan que Nokia y su par sueco Ericsson se beneficien de las tensiones entre los Estados Unidos y el fabricante tecnológico Huawei.

En abril, Nokia informó una pérdida trimestral sorpresa después de que no pudo suministrar a tiempo el equipo de telecomunicaciones 5G.

El presidente de la firma finlandesa reconoció que la compañía había tardado un poco en poner en funcionamiento la tecnología 5G, citando la fusión de sus propios planes tecnológicos con los de Alcatel-Lucent como razón

“Llegamos tarde en 5G por unas pocas semanas a un par de meses”, expresó Suri en la reunión anual de accionistas de Nokia.

Nokia señaló que ganó un contrato comercial adicional de 5G desde que reportó las ganancias del primer trimestre a fines de abril.

“Estamos ganando negocios y desplegando algunas de las primeras redes 5G del mundo”, dijo Suri.

“Ahora tenemos 37 contratos comerciales 5G, 20 con clientes nombrados que incluyen T-Mobile, AT&T, STC y Telia, y más de la mitad incluyen elementos de cartera más amplios que nuestros competidores no pueden igualar”, agregó.

El jefe de Nokia señaló a los inversionistas que confiaba en que la compañía alcanzaría su orientación financiera anual. Nokia repitió en abril su pronóstico para 2019 de las ganancias diluidas por acción de 25-29 centavos de euro y un margen operativo no IFRS de 9-12%.

Las acciones en Nokia subieron un 1,9 por ciento en las últimas operaciones en Helsinki, reseñó Reuters.