Nokia anunció este lunes que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) le concedió un préstamo de 500 millones de euros para financiar el desarrollo de la tecnología inalámbrica de quinta generación (5G).

La compañía finlandesa de telecomunicaciones explicó en un comunicado que el préstamo procede del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (EFSI), popularmente conocido como “Plan Juncker”, cuyo objetivo es financiar proyectos innovadores “con elevado perfil de riesgo” e impulsar la creación de empleo, especialmente entre los jóvenes.

Nokia indicó que utilizará este crédito para “acelerar aún más la investigación y el desarrollo de la tecnología 5G, el estándar de telecomunicación móvil de próxima generación”.

“Garantizar que Europa adopte y se beneficie de las nuevas tecnologías requiere una inversión sostenida. Es ahí donde el EFSI puede desempeñar un papel crucial”, dijo en el comunicado el comisario europeo de Crecimiento, Inversión y Competitividad, el finlandés Jyrki Katainen.

“Estoy encantado de que, con el acuerdo de hoy, el ‘Plan Juncker’ contribuya a las actividades de I+D de Nokia en múltiples países europeos para avanzar en el desarrollo de la tecnología 5G”, agregó Katainen.

De acuerdo a los términos del acuerdo, el grupo tecnológico finlandés dispondrá de cinco años para devolver el préstamo del BEI a partir de la fecha en que reciba los 500 millones de euros, algo que está previsto que ocurra en los próximos 18 meses.