Por un valor de 3.500 millones de dólares, Nokia anunció este lunes la firma de un contrato para proveer redes 5G a la operadora estadounidense T-Mobile US.

La compañía finlandesa contempla el despliegue de una completa red 5G de 600 MHz y 28 GHz de alcance nacional en Estados Unidos, lo que supondría el mayor contrato de equipos de quinta generación firmado hasta la fecha en todo el mundo.

Con este acuerdo, T-Mobile US se adelanta en el despliegue comercial de las incipientes redes 5G a sus dos principales competidores en Estados Unidos: Verizon y AT&T.

También da un espaldarazo para la ambición de Nokia de liderar el mercado mundial de las redes de telecomunicaciones, que según apunta la agencia EFE, hoy en día se disputa con la china Huawei y la sueca Ericsson.