El fabricante de teléfonos Nokia trató de minimizar los riesgos de una investigación sobre problemas de cumplimiento en su negocio Alcatel-Lucent luego de que sus acciones cayeran fuertemente este viernes.

La compañía finlandesa señaló el problema en su informe anual, que se publicó el jueves por la noche ante la Comisión de Valores e Intercambio de Estados Unidos.

Nokia dijo que había iniciado una investigación sobre ciertas transacciones en la compra de Alcatel-Lucent en 2016.

Luego de que las acciones descendieran más del 8 por ciento en Europa este viernes, la empresa emitió un comunicado en el que expresó que no creía que los problemas tuvieran ningún impacto material en el grupo.

“Creemos que es muy probable que las sanciones que puedan aplicarse sean limitadas e irrelevantes”, dijo Nokia.

Las acciones redujeron algunas de las pérdidas anteriores a caer un 5,4 por ciento a las 1545 GMT, reseñó Reuters.

Nokia manifestó en su informe anual que ciertas prácticas en el antiguo negocio de Alcatel-Lucent habían planteado sus preocupaciones durante el proceso de integración y se había informado a las autoridades reguladoras pertinentes, sin revelar más detalles.

El fabricante finlandés indicó este viernes a la agencia británica que estaba analizando ciertas transacciones y que su investigación estaba en una etapa relativamente temprana.