Vaya por delante un consejo práctico que regalamos: antes de darle al botón de publicar en redes sociales piensa un momento antes el mensaje. Reflexiona. Anticipa las posibles consecuencias de tus palabras. De esta manera te puedes ahorrar más de un disgusto.

Aún así, tal vez ya no hay vuelta atrás; o sí, porque es posible hacer «limpieza» de tus mensajes más controvertidos en una plataforma como Twitter, que se presta a hacer búsquedas de «tuits» antiguos para sacarte los colores. Y si no que se lo digan a los dirigentes políticos de turno y todas las cosas que dicen para arrepentirse luego.

Es posible eliminar mensaje tras mensaje de manera manual, pero con el tiempo es posible que se hayan acumulado numerosas páginas. Además, la propia plataforma diseñada por Twitter tampoco favorece a hacer «scroll» para ir revisando nuestro pasado. Sin embargo, existen diversas herramientas online que permite no solo borrar de un plumazo todos los mensajes antiguos, sino seleccionar los menos aptos para tu bienestar o, incluso, programar que se borren de manera automática cada cierto tiempo.

Borrarlos todos de un plumazo

Bien, puede darse el caso que un usuario decide emprender una nueva filosofía de vida en la que no quiera arrepentirse de aquello que ha dicho a través de un altavoz como Twitter. Pero, sin embargo, conservar la cuenta para utilizarla con un poco más de sentido común a partir de ahora. Esta operación es posible realizara a través de servicios de terceros a los que, lamentablemente, hay que darle acceso a cuenta (lo recomendable es revocar el acceso posteriormente).

Existen numerosas páginas que lo proponen. Una de ellas es TwitWipe, que ya tiene algún tiempo de funcionamiento, o Tweetdelete, que permite eliminar todos los «tuits» de una tacada hasta un máximo de 3.200 mensajes. Es decir, los últimos, se entiende. Para ello hay que seleccionar un periodo de tiempo, que va desde una semana a un año.

Seleccionar los mensajes

Otra opción es seleccionar los mensajes en concreto. Con Cardigan, además de eliminar bloques enteros de tuits, es posible buscar mensajes a partir de palabras clave y hacer clic en «eliminar todo» para mandar al cementerio esas salidas de tono que quieres ocultar.

Una herramienta bastante completa es Tweeterdeleter, que además de múltiples funciones incluye la opción de buscar «tuits» con facilidad, incluso si estos tienen 8 años de antigüedad, seleccionar una fecha, elegir palabras clave o tipo de media para encontrar los mensajes en cuestión de segundos. Al igual que las anteriores, con Tweetereraser se puede lograr el mismo cometido, dado que es posible hacer búsquedas de determinadas palabras para borrar sólo esos mensajes en particular.

Si uno tiene memoria, también es posible utilizar el buscador interno de Twitter para localizar (o intentar) mensajes antiguos para poder realizar esta operación. Esto es un trabajo más puntilloso, la verdad, que requiere de más tiempo y dedicación, pero está ahí al alcance de cualquiera.

Programar el borrado en un periodo

Es posible que uno decida pasar página cada cierto tiempo. Esta mentalidad, sin embargo, no favorece la posibilidad de compartir parte de tu contenido, dado que al cabo de un tiempo éste desaparece. Sin embargo, es una opción cada vez más recurrente entre determinados usuarios que no desean exponerse a malentendidos.

Tweetdelete se puede realizar esta operación por periodos de tiempo. Desde Tweetdeleter también se puede programar automáticamente el borrado en una según las preferencias de cada uno. Hay dos opciones: puede elegir el número de publicaciones que le gustaría mantener en la cuenta o seleccionar un número de días para que se vayan eliminando los mensajes.