En recientes declaraciones, Frances Haugen ex empleada de Facebook, aseguró  que teme al impacto del metaverso que el gigante de las redes sociales presentó junto al cambio de marca.

Según Haugen el futurista mundo de la realidad virtual podría obligar a la gente a entregar más información personal, y dar a la compañía otro monopolio en el mundo digital, aseguró además aseguró que la compañía se apresuró a priorizar el metaverso, y que esto puede poner en riesgo la seguridad de los usuarios.

Haugen quien también proporcionó un gran número de documentos internos editados a un grupo de medios, afirma que los sistemas de Facebook amplifican el odio y el extremismo en internet, no protegen a los jóvenes del contenido dañino y la empresa no tiene ningún incentivo para resolver esos problemas.

Los documentos de Haugen han dejado al descubierto una crisis interna en la compañía, que proporciona servicios gratuitos a 3 mil millones de personas. Zuckerberg rechazó las acusaciones de Haugen, que tacha de “esfuerzo coordinado” para dar una imagen falsa de la firma.