La compañía china de automóviles eléctricos Nio anunció durante el fin de semana que está aumentando los precios y suspendiendo la producción a medida que la última ola de Covid se suma a los desafíos de la cadena de suministro.

Las acciones de la compañía que cotizan en Hong Kong cayeron casi un 9% en las operaciones del lunes por la mañana.

Nio anunció el domingo que aumentaría los precios de sus tres SUV, ES8, ES6 y EC6, en 10.000 yuanes, a partir del 10 de mayo. Los precios de los sedanes ET7 y ET5 lanzados recientemente se mantendrían igual.

Los precios de las materias primas, en particular los de las baterías, han subido “demasiado” este año y no se vislumbra una tendencia a la baja a corto plazo, dijo el director ejecutivo William Li como parte del anuncio, según una traducción de la declaración en chino de CNBC.

“Originalmente pensamos que podíamos soportarlo, pero ahora con esta pandemia es aún más difícil de soportar”, dijo.

Un día antes, el sábado, Nio dijo que suspendió la producción debido a las restricciones relacionadas con Covid en las últimas semanas que detuvieron la producción en las fábricas de los proveedores.

“Debido al impacto de Covid en Changchun y Hebei, el suministro de algunas de nuestras autopartes se ha cortado desde mediados de marzo”, dijo Li. La producción de la compañía “se las arregló para depender del inventario de autopartes hasta la semana pasada”.

Agregó que, como resultado de los recientes brotes de Covid en Shanghai y la provincia de Jiangsu, muchos proveedores tampoco pueden proporcionar piezas.

La empresa comenzó las entregas de su primer sedán, el ET7, a fines de marzo. Un segundo sedán, el ET5, comenzará a entregarse en septiembre.

Aumentos de precios en toda la industria

En términos de entregas mensuales, Nio se ha quedado rezagado con respecto a las nuevas empresas rivales Xpeng, cuyos autos se venden en un rango de precios más bajo, y Li Auto, cuyo único modelo en el mercado viene con un tanque de combustible para cargar la batería. Las tres empresas entregaron más automóviles en marzo que en febrero a pesar de los desafíos de la cadena de suministro.

Nio fue la última de las tres start-ups en subir los precios.

En marzo, Xpeng aumentó los precios de sus automóviles en 10.100 yuanes a 20.000 yuanes, mientras que Li Auto aumentó los precios en 11.800 yuanes. Los movimientos siguen a Tesla y otras compañías de automóviles eléctricos en el país que han aumentado los precios en las últimas semanas.

Las interrupciones relacionadas con Covid también han afectado a los fabricantes de automóviles tradicionales.

Volkswagen dijo el jueves que sus fábricas en Anting en las afueras de Shanghai y Changchun en la provincia norteña de Jilin permanecieron cerradas hasta el viernes 8 de abril.

El índice de precios al productor de China aumentó un 1,1% en marzo respecto al mes anterior y un 8,3% respecto al año anterior, según cifras oficiales publicadas el lunes. El aumento interanual superó las expectativas de un aumento del 7,9% pronosticado por una encuesta de Reuters.

Fuente: CNBC