En reciente información para los gamers, Nintendo Switch OLED ha sido sometida a una prueba muy exigente. La consola estuvo 1800 horas encendida para comprobar si la pantalla se quema.

Nintendo Switch OLED ha presentado otra forma de disfrutar del juego portátil con la popular híbrida de la gran N. Aunque no presenta mejoras a nivel de rendimiento, este modelo sí que ofrece una mejor pantalla respecto a la versión estándar y Lite.

Las siete pulgadas se notan, pero muchos usuarios temen que precisamente esta pantalla acabe teniendo algunos de los problemas por los que se ha hecho famosa la tecnología OLED. El principal es que acabe quemándose.

Evidentemente, esa posibilidad puede existir, pero un youtuber llamado WULFF DEN ha querido comprobar las verdaderas capacidades de la consola y hasta dónde era capaz de llegar. Para ello ha mantenido encendida la consola más de más de 1800 horas.

Con Zelda Breath of the Wild de fondo de forma estática, este usuario explicaba que finalmente no había registrado un mayor problema. Tras unos 75 días haciendo la prueba, Switch OLED no se había quemado, lo que relajará a algunos usuarios.

Con Hobbyconsolas