El juego Don’t Get Caught fue subido por error a la tienda de Nintendo desatando críticas y reclamos porque su contenido es sexual, inapropiado para audiencias jóvenes.

 

Recientemente, Nintendo suspendió  el plan de llevarlo a su eShop pues causó controversia en las redes sociales, por lo que no se entiende como llegó a colarse en la tienda. La compañía calificó lo ocurrido como un accidente