Nintendo incrementará la producción de Switch en su próximo año fiscal después de enviar aproximadamente 21 millones de consolas en el año que finalizó en marzo, según reveló el medio de comunicación Bloomberg.

La compañía con sede en Kioto había reducido su pronóstico de ventas para la consola a 19 millones de unidades en noviembre debido a la escasez de componentes, pero ahora está convencida de que puede fabricar más y la demanda sigue siendo fuerte.

Nintendo le informó a los proveedores y socios de ensamblaje que tiene la intención de producir más unidades en el año fiscal que comienza en abril, pero aún no comunicó un objetivo preciso. Además, puede revisar a la baja sus planes más adelante en el año si la demanda no es suficiente.

Las expectativas de los analistas son que las ventas disminuyan, sin embargo, el plan de Nintendo sugiere que prevé una demanda sostenida durante al menos otro año.

Y cree que puede lograrlo ya que planea lanzar en mayo The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom, la muy esperada secuela de Breath of the Wild. Un Switch con el tema de Zelda podría atraer a los propietarios de consolas existentes a comprar otra unidad.