Según un informe del 15 de julio, el margen de beneficio de Nintendo aumentaría con la llegada de la próxima Switch OLED en comparación con el primer modelo que actualmente cuesta 50 dólares menos.

La compañía  aprovechó este lunes para negar la información. “Para asegurar una correcta comprensión entre nuestros inversores y clientes, queremos dejar en claro que la afirmación es incorrecta”, dijo el fabricante de videojuegos en Twitter.

El pasado 6 de julio Nintendo presentó la nueva Switch como sucesora de la versión lanzada en 2017. Saldrá el 8 de octubre y costará 349,99 dólares.

La empresa nipona también anunció este lunes que no tiene planes de lanzar otra Switch aparte del modelo OLED previsto para octubre.