La consola de juegos Switch de Nintendo es muy popular, con más de 55 millones de unidades vendidas, y ha estado fuera de stock en casi todas partes durante meses debido a la mayor demanda ya que millones de personas se ven obligadas a permanecer confinadas durante la pandemia de coronavirus.

A medida que más personas usan Switch, los piratas informáticos apuntan cada vez más a las cuentas digitales de Nintendo Switch.

Nintendo reveló una violación importante en abril, diciendo que “cerca de 160.000 cuentas” de usuarios de Nintendo Switch se vieron afectadas. Resulta que el número real estaba más cerca de 300.000, informó  Nintendo esta semana.