Como ya se sabe, la alza de precios en el mundo de las consolas puede ser posible debido a que los componentes para ensamblarlas suelen ser más caros de lo que las empresas estaban acostumbradas. Y ahora, la inflación le ha pegado fuerte a Japón, no solo con productos que no son necesarios, sino con algunos del día a día como refrigeradores y lavadoras.

Según el medio Bloomberg, se preguntó a los tres principales fabricantes de consolas, Nintendo, Sony y Microsoft si se prevé un aumento de precios en Japón en algún futuro cercano. Ante esto, Sony y Microsoft se negaron a comentar, y en cuanto a la casa de Mario, solo comentaron que “no está en sus planes” un aumento de precio por ahora.

Vale la pena señalar, que en Japón normalmente se tiene un gran descuento en cuanto a este tipo de productos, esto ha llevado incluso a las personas a importar cosas para su uso propio. Esto en el pasado podría ser problemático, pero ahora con las facilidades de Amazon JP, es bastante sencillo pedir un artículo, que obviamente incluye sus impuestos.

Incluso, esta misma pregunta se le hizo a Sony algunos días atrás, misma en la que se abarca el tema de subir las cifras de PS5, algo a lo que la compañía no se debería arriesgar de momento. Y es que dentro de un par de meses empezarán a llegar títulos grandes a la consola, y haciendo este aumento de precio podría hacer para atrás a los posibles compradores.

Fuente: Atomix