Este viernes, Nigeria mostró que no viajó a Rusia para ser comparsa. Un doblete de Ahmed Musa dio un triunfo a los africanos sobre Islandia (2-0) en Volgogrado para sumar sus primeros puntos del Mundial y mantener vivas sus opciones de poder meterse a la siguiente ronda.

Musa, perteneciente al CSKA de Moscú, dio un recital de poderío físico y calidad técnica en la segunda parte del cotejo con par de dianas. La primera llegó tras culminar a los 49 minutos una magnífica maniobra de control y disparo tras un centro de Victor Moses, un rápido contragolpe nigeriano.

En otra buena acción a la contra a los 79, apeló a su velocidad y habilidad, entró en el área y selló el resultado con un disparo corto luego de eludir la salida de portero.

Cabe destacar que Islandia, que en el estreno había dado la campanada con su empate ante Argentina, pudo descontar por intermedio de Gylfi Sigursson (m.83), pero el ariete envió alto un penalti decretado gracias al VAR de Tyronne Ebuehi sobre Alfred Finnbogason.

Paralelamente, el resultado cayó de maravillas a la “Albiceleste” que tomó una bocanada de oxígeno y pese a mantenerse en el fondo de la llave, llegará a la tercera fecha con buenas posibilidades y depende de sí misma para poder avanzar a octavos.

El triunfo nigeriano favorece sus intereses de Argentina, cuya derrota ante Croacia (0-3) le había dejado al borde del k.o. en el grupo D del Mundial de Rusia.

El grupo queda liderado por Croacia con seis puntos, tres más que Nigeria, mientras que Islandia y Argentina tienen uno, ambos con opciones de pasar. Los suramericanos se medirán el próximo martes a las “Águilas Verdes” y los balcánicos, únicos con el pase asegurado, a los nórdicos.