Netflix es uno de los proveedores de transmisión de video más grandes dentro de la industria del entretenimiento. ¿La clave de esto? se adapta a las necesidades de cada cliente.

La plataforma se encuentra probando una nueva modalidad de suscripción semanal, esta tendrá un precio muy inferior al habitual pero una duración mucho más corta de lo habitual, que en este caso sería de siete días.

El precio al que se está probando sería de 2,49 euros a la semana, en países de Europa, dándole acceso total a los usuarios al catálogo de la plataforma de streaming.

A pesar de que este tipo de suscripción sería la más barata de las disponibles, en realidad sería algo más cara de lo que son las actuales suscripciones. Solo hay que multiplicar por cuatro este precio para darse cuenta de ello.

Para reproducir simultáneamente en dos o cuatro pantallas habría que pagar 2.99 3.99 euros. Es decir, el precio al que saldría un mes de suscripción sería de 9,96, 11,96 y 15,96 euros, o sea, más caro que las actuales suscripciones.

¿Suena bien, no? es práctico, pero con algunas desventajas. Por ahora esta modalidad no se ha puesto a prueba en países de latinoamérica, pero los mantendremos al tanto si esto llegase a ocurrir.