Amazon canceló los planes de hacer su próxima sede en Nueva York, y la respuesta no ha sido muy positiva.

Un grupo de neoyorquinos influyentes tratan de convencer a la compañía de reconsiderar su decisión y llevar a cabo el proyecto HQ2 que generaría alrededor de 25,000 empleados en Long Island City, Queens, según reseña CNET en Español.

El diario The New York Times reportó que el periódico iba a publicar una carta abierta en su edición del viernes que le pide a Amazon desistir de su negativa y hacer su sede en la ciudad.

Esta misiva está firmada por por los presidentes ejecutivos de Mastercard, Warby Parker, Goldman Sachs, Tishman Speyer y Jetblue, los legisladores Haeem Jeffries y Carolyn Maloney, y constructoras como Building & Construction Trades Council of Greater New York que esperaban que el proyecto generara miles de empleos de construcción.

“Conocimos el debate público que le siguió al anuncio del proyecto de Long Island City, y que fue duro y no muy bienvenido”, dice la carta. “Las opiniones son fuertes en Nueva York, a veces son estridentes. ¡Lo consideramos como parte del encanto de Nueva York! Pero cuando nos comprometemos a un proyecto tan importante como este, encontramos la manera de realizarlo de manera que funcione para todos”.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, se ha reunido en reiteradas ocasiones con el presidente ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos, para hacer que el proyecto regrese a la ciudad, según el Times

La compañía no ha dado respuesta a la solicitud, sin embargo, el Times reseñó que sus ejecutivos no parecen cambiar de opinión al respecto.