Nasdaq sube su valor impulsado por los referentes tecnológicos, que han resultado ser los grandes ganadores durante la pandemia.